***Inician los cursos en RIA***Les deseamos buen inicio de año 2017***Próxima rodada en Acambay: 29 de enero***Un vistazo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos***Visita el Museo Regional de Acambay***

Reloj_Acambay
 
Hora local en Acambay:

acambaytour

Finaliza el 2016


Por Héctor Andrade (contacto@acambaytour.com)


Cada año tiene su propia historia. Suena a cliché, “cómo se pasó tan rápido éste año”, y todos los años se pasan rápido para unos, quizá para otros fue normal o lento. Depende el momento y las circunstancias.
Lo que sí es preocupante es la forma en cómo se ha transformado la situación política, social y económica del país. Quienes administran el destino de México hacen creer que somos un país con crecimiento económico, del aquí no pasa nada, todo está bajo control, los resultados de las reformas son para bien del país y de los mexicanos. Bueno, eso es lo que ellos creen que el pueblo mexicano les cree. El asunto parece “cantinflesco”, todo es un enredo. Sí, es un enredo, es el cómo sigue creciendo la semilla del odio, la frustración, de la impotencia de un pueblo que se mantiene en silencio por temor a las consecuencias de un adoctrinamiento establecido por quienes se mantienen en el poder. Esos personajes que se han repartido, a manos llenas, lo poco que está quedando de la riqueza de un país que está sufriendo un saqueo impresionante.
Los intelectuales, los medios de comunicación han centrado la atención en la próxima llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, minutos, horas, programas completos para el gringo famoso de quien se dice llegó a la presidencia gracias a los rusos. Otro de los distractores, de alguien que se hace llamar Rubí y sus XV años. Es increíble, pero la gente se involucra en otros asuntos y no en los propios.
Los focos rojos se encienden para el 2017, los políticos señalan que los mexicanos nos tenemos que acostumbrar a los cambios. Por ende, si estoy cambios nos lleva a un estallido social, nos tenemos que acostumbrar; si hay políticos corruptos, nos tenemos que acostumbrar; si hay balaceras, no tenemos que acostumbrar; si hay más pobres y unos cuantos ricos, nos tenemos que acostumbrar; si estamos siendo sometidos por una administración que parece una dictadura, nos tenemos que acostumbrar.
Les preguntaría a todos los mexicanos. ¿Acaso no podemos paralizar el país como una forma de protesta? Lamento reconocerlo, es algo que se ve imposible porque seguimos agachados. Sin embargo, si compartimos nuestros conocimientos con la gente joven le ganamos puntos a la ignorancia.
Feliz Año 2017

Pueblo Nuevo


De los escenarios que me sorprenden del municipio de Acambay, es sin duda Pueblo Nuevo por ser uno de los pueblos más productivos de la región; su lengua otomí. Su gente, que destaca por su talento en el manejo del popote de trigo para producir elementos de uso común que satisfacen diversas necesidades del consumidor como el sombrero para protegernos de los rayos del sol, las bolsas hechas especialmente para lucirse en las manos del sexo femenino.
El popote de trigo también ha sido utilizado para hacer creaciones que se relacionan con la moda de vestir—bien podrían competir a nivel internacional—creaciones esculturales como figuras para engalanar el acceso del Ayuntamiendo de Acambay con la representación del Nacimiento de Jesús de Nazareth, en ésta ocasión elaborado por jóvenes talentosos de la comunidad de Pueblo Nuevo. La lengua otomí y el español siguen siendo el medio de comunicación de sus habitantes.
Su fiesta patronal es el 8 de diciembre, dedicada a la Virgen de la Concepción, la comunidad tiene la costumbre de iniciar los preparativos a partir del 1 de diciembre, desde temprana hora se escuchan las campanas de la iglesia--que luce con gran colorido en tono amarillo con azul—o la quema de “cuetes” anunciando a los habitantes que los festejos han dado principio.
Los responsables de la organización se encargan de hacer la invitación a las comunidades cercanas: Pathé, Tixmadejé, Acambay, Detiñá, La Soledad, San Ildefonso, entre otras comunidades. Durante el día especial, la gente se reúne para compartir la alegría en este importante evento que atrae a una gran cantidad de invitados que llegan también desde Monterrey, Jalisco y Estados Unidos. Es una convivencia nacional e internacional.

Ascenso a La Peña de Acambay


Hace 56 años se inició, en Acambay, Estado de México, la hoy ya tradicional caminata en honor de la Virgen de Guadalupe hacia la cima de Los Peñascos de Dios (La Peña Picuda), lugar donde se encuentra la imagen de la virgen.
El precursor de esta caminata fue el profesor Antonio Ruiz Pérez, quien convocó a un grupo de amigos para realizar este proyecto que con el paso del tiempo fructificó hasta transformarse en una tradición que se lleva a cabo el primer sábado del mes de diciembre.
Esta idea social fue bien recibida por los habitantes de Acambay, aquel grupo de amigos se integró como el Club de los Búhos.
Con el paso del tiempo, por compromisos del maestro Antonio Ruiz Pérez, Rolando Castañeda, de los pioneros del evento, le da continuidad al proyecto con la organización para promover la caminata hacia la peña picuda, anualmente.
El viernes de la primera semana de diciembre son las vísperas, la gente acostumbra subir para acampar entre el bosque y estar presentes en la misa solemne el sábado por la mañana.
El acceso a la peña ha sido ampliado y cada año llegan más invitados a este importante evento, donde acuden niños, jóvenes y adultos de todas las edades. Siempre se recomienda ir bien preparados para prevenir cualquier accidente, protegerse y llevar sus alimentos, sobre todo se pide que no dejen basura para conservar el medio ambiente.


Te lo dije bien clarito.

Contacto:acambaytour@yahoo.com

MexiquenseTV