Los experimentos del poder

Por Héctor Andrade

Queda comprobado que el mundo se ha encontrado en un universo golpeado física y mentalmente, solo para decirle que está desvalido ante una serie de circunstancias que le cuesta trabajo aceptar.

Cada día hay información fugaz, lo que se dice hoy mañana ya no tiene validez. La sociedad humana vive constantemente en una búsqueda desesperada hacia algo y únicamente su confusión crece, más cuando percibe una guerra biológica desprendida desde el continente asiático.

Las creencias centrales de la “aparente” civilización se van perdiendo para permitir la nueva entrada de ideas y darle forma a la nueva cultura. Hay choque de ideas y nos están forzando a reconsiderar el ¿por qué estamos aquí? La humanidad no tiene tiempo para reflexionar, vive bajo presión de sobrevivir. Estamos en una guerra pero, ¿contra quién?

Creemos que sabemos amortiguar los impactos sociales. Es necesario que le demos jerarquía al cambio de actitud, dejar de creer que somos invencibles, de cambiar el discurso y de anticiparnos, de no ignorar lo que el ser humano ha hecho en los últimos 100 años. La generación actual, todavía tiene tiempo para no ignorar las adversidades.

Quienes ostentan el poder, se los come la ambición por realizar experimentos con la idea de ejecutarlos para hacer daño a la humanidad. La sociedad, en el mundo, ha descubierto lo frágil que es. ¿China estará en tela de juicio? Es hora de revisar nuestro propio pensamiento. Los diseñadores de la destrucción deben de parar para crear mejores formas de vida, completamente nuevas, para llegar a una evolución distinta a la que nos está eliminando. A cada uno de nosotros,  queda la responsabilidad de impulsar la transformación por adoptar una cultura omnipresente que evite buscar que misil mata más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *